14 oct. 2011

Soy de las que siempre llevan los bolsillos llenos de monedas del día anterior, de esas que se tragan el orgullo sin problemas, de las que no conocen que es el rencor. Soy de las capaces de tropezar con la misma piedra varias veces. Algo extremista. Soy de las que siempre llegan diez minutos tarde. Algo extrovertida, y algo tímida depende a quien preguntes. Soy de las que tardan en dormirse cada noche porque no pueden dejar de pensar, de las que se arrepienten y piensan que hacerlo es de idiotas. De las que prefieren la noche al día, de las que sueñan despiertas. Soy de esas que saben diferenciar los amigos de los compañeros. De las que saben apañarselas.Soy de las caprichosas en cuanto hablar de cosas materiales, inconformista y algo desagradecida, pero que en realidad sabe que las cosas que le llenan no tienen nada que ver con eso. De las que piensan y dan vueltas a las cosas mil veces, de las que a veces sacan conclusiones erróneas, de las que se montan películas con poco. De las que dicen todo lo que les pasa por la cabeza sin necesidad de tomarse un cubata. De las que no les cuesta mostrar sus sentimientos y eso a veces le trae problemas. Soy de esas que mienten si es necesario por ver sonreír a quien quieren, de esas mentiras que auto-hieren. Pero soy de esas que odian las mentiras que engañan, que ocultan. Algo contraria, como habrás podido ver. Soy de las que prefieren las verdades que duelen. De las que no tienen problema en pasarlo mal. Soy de las primeras en hacerlo y en echarse a llorar en un mar de lágrimas. A las que califican de pasotas y a las que a veces les gustaría poder serlo. Soy de esas que admiran a las personas sencillas, pero de las que estan lejos de serlo esto. De las que pierden por el miedo a perder. Soy de las que se le dan mal los números y aún así sabe que 1+1 no siempre son dos. De las que nunca pierden porque estan perdidas. De las que han comprobado que es muy difícil no abandonar nunca sus sueños. De las que odian todo tipo de frases a las que se haya de responder con un “gracias”.De las que no sabe que cara poner cuando abre un regalo. De aquellas que odian que hagan daño a quien quieren. En ocasiones algo “bipolar”. Soy de esas que odian el egocentrismo, la intolerancia y la hipocresia y de las conscientes de que no queda en el mundo un rincón donde alguno de estos defectos no habite. De las que ama el sol y el frio, de las que aman sentirse vivas. De las que se sienten libres día a día, de las que quisieran ser jóvenes por siempre y saben que no es posible. Soy de esas que siempre piensan “Carpe diem”. De esas que odia que la gente crea conocerlas y que esperan que después de leer esto, te des cuenta de que sigues sin hacerlo. Soy de esas que se equivocan y creen que el mundo también lo hace. De esas que creen en el destino, de las que piensan que todo pasa por algo aunque eso nunca me consuele. Soy de esas que saben que no se puede temer a la vida porque va a suceder de todos modos. De las que muchas veces miran atrás, pero nunca retroceden. De las que saben que vivir atrapado en el pasado no puede ser bueno. De las que extrañan cosas sin lógica y se dan cuenta de lo que tienen cuando lo pierden. De las que se sienten felices por existir, pero tienen días en las que quieren morir. De las que saben que es difícil saber si uno es feliz, porque saben que solo te das cuenta cuando no lo eres. De las que si no lo son, lo han sido. De las que creen que el mundo es maravilloso y el ser humano extraordinario. De las que saben que el mundo no es ninguna mierda, y que todo lo que lo parezca ha sido culpa nuestra. Soy de a las que les da igual que los demás no entiendan, pero que no soportan no entenderse ellas mismas.
De las que tal día como hoy, escriben textos de inmensidad indescriptible y los dejan sin acabar, porque soy de esas que odian los puntos finales (:

3 comentarios: