13 nov. 2011

Cada paso que das, cada error que cometes, cada suspiro que sale del fondo de tus sentimientos, sin duda es un aprendizaje.
Porque en la vida aprendemos de nosotros mismos, y también de los demás.
Nadie es tan sabio para decir que sabe todo de esta vida, ni tampoco para creer que sabe todo del amor.
No tengas oídos sordos, y escucha a tu corazón, sé tu quien camine hacia el bien, toma tus propias decisiones.
Ama, vive, sueña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario